Resultados de la III Encuesta Nacional de Verificación (ENV) del Goce Efectivo de Derechos de Personas en situación de Desplazamiento

En diciembre 2010 la Comisión de Seguimiento a la Política Pública sobre Desplazamiento Forzado publicó el tercer informe de verificación sobre el cumplimiento de derechos de la población en situación de desplazamiento (bajar el informe completo).

La encuesta tiene como objetivo estimar el grado de realización de un conjunto de derechos por medio de indicadores de goce efectivo adoptados por la Corte Constitucional (Autos 109 y 233 de 2007 y 116 de 2008). La encuesta se aplicó en 68 municipios del país en un total de 10.433 hogares de población desplazada.

Con el apoyo de la Mesa de Seguimiento al  Auto 006 de 2009 Desplazamiento y Discapacidad se desarrolló un conjunto de preguntas sobre el tema para efectuar el análisis sobre el grado de vulnerabilidad de la población en situación de desplazamiento con discapacidad.

La III ENV reporta que 5% (1) tienen alguna dificultad física o mental y sobresalen las dificultades para ver (1,9%) y moverse caminar (1,3%) (utilización de la clasificación internacional, CIF). Un cuarto de las personas aduce la causa de la discapacidad al conflicto armado. Entre las causa no asociados al conflicto armado sobresalen las causas relacionadas a una enfermedad (37%) y a la avanzada edad (20%). 25,4% de las dificultades no asociados al conflicto son existentes desde el nacimiento (factores congénitos, complicaciones durante el embarazo o parto).

La distribución por edad se configura como es de esperarse por el patrón causal de la discapacidad y se concentra en el grupo de de 65 años y más (30,2%). 6,3% de los adultos entre 18 y 64 años de edad tiene algún tipo de discapacidad, y 4,2% de los menores de 18 años.

25,1% de las personas con discapacidad indican que no pueden realizar las actividades cotidianas, 64,3% solamente con dificultades y solo un 10,6% puede desarrollar sus actividades cotidianas sin dificultades. Ese no sorprende en vista de que solamente un 29,7% de las personas en situación de desplazamiento ha recibió algún tipo de tratamiento o rehabilitación para desarrollar capacidades necesarias para llevar a cabo las actividades diarias.

Preocupa que 9% de los jefes de hogar tenga algún tipo de discapacidad que aumenta el grado de la vulnerabilidad de esas personas.

En el caso de los niños entre 5 y 17 años que no asisten a establecimiento educativo, 3,9% no lo hacen por la presencia de una discapacidad o enfermedad. De los niños entre 5 y 17 años que estudian 9,5% reportan instalaciones inadecuadas para personas con discapacidad como problemas que se presentan en el establecimiento educativo.

Finalmente, solo un 13,6% está inscrito en el registro de discapacidad de la secretaría de salud del lugar de residencia actual que dificulta la atención integral de las personas con discapacidad. Dice la Comisión de Seguimiento: “Su identificación y caracterización, con métodos más adecuados que una encuesta general (…), son tarea necesaria para la búsqueda de reducir las vulnerabilidades asociadas a esta condición.”

(1) En el primer informe de verificación presentado a la  Corte Constitucional el año 2008 un 17,5% de los hogares en situación de desplazamiento incluidos en el RUPD presentó algún tipo de discapacidad física o mental. Dentro de ese grupo  el 18,3% aduce la discapacidad a causas relacionados con el conflicto armado y el 81,7% a otras causas (I Informe – 31 enero 08).
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.